Buscador de preguntas
Novedades

Una vez terminada la relación laboral entre un trabajador y la empresa en la que haya prestado sus servicios, ya bien sea por fin de contrato o por despido improcedente, a la persona que se queda en el paro siempre le resulta un poco difícil saber si la liquidación que se le ofrece es la correcta. Con este pequeño post vamos a intentar despejar estas dudas.

Lo primero que debe hacerse es calcular la base reguladora, que se obtiene dividiendo la cantidad de 180 entre la cantidad que la empresa haya cotizado a la Seguridad Social en los últimos 180 días naturales, incluido el periodo vacacional si corresponde. Dentro de la nómina viene reflejado en la casilla de Base de Contingencias Comunes.

Se sumarán las 3 últimas bases, correspondientes a los 3 últimos meses, y se dividirá entre 180 (que son los dias que corresponden a estos 3 meses). De esta forma obtendremos la base diaria. Posteriormente, la cifra la multiplicaremos por 30, para obtener la base mensual, sabiendo también de esta manera lo que cobrará el trabajador como subsidio.

El trabajador cobrará el 70% del resultado de dicha cifra mensual durante los primeros 6 meses y el 50 % apartir del 7º mes.