Buscador de preguntas
Novedades

La mejor manera de cuidar el hígado, y así prevenir muchas enfermedades, es cuidando la alimentación. Hay una serie de alimentos muy recomendados para este órgano. Por el contrario, hay otro tipo de alimentos que se deben evitar o consumir muy ocasionalmente.

Los alimentos beneficiosos son los vegetales y frutas, especialmente las alcachofas, la zanahoria, cebolla, piña, ciruelas y naranjas. Platos como verduras hervidas o a la plancha, ensaladas, y zumos de fruta recién hecho son muy buenos. La levadura de cerveza y el aceite de oliva ayudan a fortalecer el hígado, al igual que los cereales integrales y el pescado. No debemos olvidar beber abundante agua a lo largo de todo el día.

Por el contrario, los alimentos que se evitarán en la medida de lo posible son el alcohol, el consumo excesivo de leche de vaca, el abuso del café o té, los fritos, embutidos y las carnes rojas. Estos alimentos, si se consumen, siempre deben ir acompañados de la primera lista de productos beneficiosos para que al hígado no le cueste tanto trabajo procesarlos. Respecto al alcohol, es el causante de alguna de las enfermedades hepáticas más graves, por lo que hay que evitarle o dejarlo solo para ocasiones especiales.