Buscador de preguntas
Novedades

Si hay una estancia en nuestro hogar donde hemos de encontrarnos plenamente a gusto, y que reflejará nuestra manera de ser, es, sin ninguna duda, nuestra propia habitación.

La habitación es uno de los lugares de la casa donde vamos a pasar muchos ratos, es el lugar al que acudiremos cuando queramos estar solos, y será testigo de nuestra intimidad. Por tanto, hemos de crear un entorno en ella que nos guste y conforme a nuestra personalidad.

Es importante la elección del color de las paredes, ya que el resto irá en consonancia. Deberás optar por el blanco o tonos claros si lo que te va es una estancia relajada y apta para la concentración, Si te gusta una habitación más cálida puedes optar por los colores vivos, aunque, si no es muy grande, para evitar que sea agobiante, siempre puedes pintar una pared con un color fuerte y vivo y el resto con el mismo color pero con una tonalidad más suave.

El mobiliario dependerá del estilo elegido. Hay quien siente una debilidad por los muebles antiguos, mientras que a otros les gustan modernos y funcionales. Los muebles de mimbre dan un ambiente acogedor, así como los de madera clara.

Combina todo el textil; la colcha, alfombras y cortinas, buscando la armonizaciòn con el resto. No olvides en este aspecto unos cojines, que siempre otorgan una gran calidez a la estancia. Y pon puntos de luz en los lugares apropiados, ya que además de decorar te proporcionarán confortabilidad.

En cuanto a los complementos, sean los que sean, no olvides las plantas, que cambian por completo el aspecto de una habitación, dándole un toque de frescor especial.