Buscador de preguntas
Novedades

Para muchos de nosotros, una de las peores cosas que nos pueden ocurrir en nuestro hogar es encontrarnos con que las cucarachas se han adueñado de él. En realidad, el sólo hecho de ver una corriendo por el suelo cuando encendemos la luz ya nos pone los pelos de punta a más de uno.

Por supuesto, las cucarachas podemos eliminarlas sin ningún problema, ya que existen en el mercado una gran cantidad de productos químicos que son muy efectivos para acabar con ellas. Además, siempre queda la solución también de llamar a un fumigador.

Pero para quienes son reacios a usar productos químicos, también existen una gran cantidad de remedios caseros que dan muy buenos resultados, y que además nos van a salir mucho más económicos.

 Uno de los métodos es usando laurel. Se trata de una planta que las cucarachas no soportan por el olor que desprenden. Lo que debemos hacer es repartir hojas, ya sea enteras o trituradas, por los lugares de la casa que más frecuentan, y se irán debido al olor.

Otro método, aunque no puedes usarlo si tienes mascotas, es mezclar ácido bórico, que encontrarás en las farmacias, con leche condensada y pequeñas migas de pan. Haz bolitas y espárcelas por los lugares convenientes. Las envenenarás.

Si sabes donde está el nido, simplemente tienes que verter sobre el mismo agua hirviendo. Si no lo sabes, no está de más que, cuando acabes de fregar los platos, eches cada vez agua hirviendo por las cañerías.