Buscador de preguntas
Novedades

El mal aliento puede deberse a una enfermedad bucal o incluso a una mala higiene de la boca, por lo que, antes de comenzar con algún tipo de tratamiento, es preferible visitar a nuestro odontólogo y explicarle nuestro caso en concreto.

Entre los remedios más eficaces que hay para eliminar el mal aliento está la buena limpieza de los dientes y la lengua.

En cuestión de la alimentación, deberemos consumir fruta, entre las cuales son significativamente beneficiosas para este problema las manzanas y los limones.

También los enjuagues bucales son beneficiosos y nos ayudarán a eliminar el mal aliento. También es muy eficaz hacer gárgaras con bicarbonato durante unos 30 segundos.

Tomar clorofila liquida resulta también un método muy eficaz para la eliminación del mal aliento, refrescando además nuestra boca.

En lo que se refiere a nuestros consumos y hábitos, deberemos en la medida de lo posible, intentar reducir el consumo del tabaco y del café.

Las comidas pesadas hacen que nuestro sistema digestivo se vuelva más lento, y la consecuencia de esto es que nuestro aliento se vuelve un poco más denso.

Se ha demostrado que las situaciones personales, como por ejemplo nerviosismo o estrés, potencian el efecto del mal aliento.