Buscador de preguntas
Novedades

En las casas en las que hay mascotas, es fácil encontrarse con el problema de que un día nos damos cuenta de que tenemos una invasión de pulgas. Existen en el mercado productos muy adecuados para eliminarlas, pero hay personas que no quieren aplicar productos químicos ni en su hogar ni en su mascota, por lo que entonces, para deshacernos de la molesta plaga, tendremos que seguir todo un proceso.

Lavaremos en la lavadora todo aquéllo que usa la mascota cuando duerme, lo que incluye tanto cama y cojines como muñecos u otros objetos que suela tener cerca por la noche. En vez de la lavadora podemos usar también la secadora, poniendo dichos objetos en la misma por espacio de unos 20 minutos.

El siguiente paso será pasar la aspiradora por sofás, alfombras, muebles tapizados, etc., intentando ser más persistente en las zonas donde no da mucho el sol, que son las preferidos de estos pequeños parásitos. Antes de aspirar las alfombras, si se espolvorea con sal el resultado será mejor.

Si en casa tenemos jardín o terraza los limpiaremos también bien, especialmente las zonas en las que sabemos que suele ponerse nuestra mascota. Corta el césped y limpia el patio de hierbas.

Por último, daremos un baño a nuestra mascota y lo peinaremos con un peine especial anti-pulgas. Podemos además preparar una mezcla muy efectiva, poniendo al fuego un cazo con agua y añadiendo 2 hojas de romero fresco. Lo dejaremos hervir media hora, y, seguidamente, lo colaremos y lo mezclaremos con agua templada. Viértelo sobre el animal y deja que se seque solo, simplemente con el aire.