Buscador de preguntas
Novedades

Existen muchos tipos de caras, las hay redondas, alargadas,  angulosas, en forma de bombilla, en forma de pera, etc. Y cada una de ellas debe maquillarse de un modo distinto.

Las caras redondas se caracterizan por tener la zona de la mandíbula, pómulos y sienes redondeadas y a su vez tiene una longitud más corta de lo normal. El efecto que se suele desear en este tipo de caras es afinado, alargado y además anguloso. Para conseguirlo podemos aplicar unas técnicas básicas de maquillaje:

En primer lugar aplicaremos nuestra crema hidratante diaria como base para el maquillaje, así ayudaremos a que se fije mejor en el rostro.

El segundo lugar usaremos un corrector para ojeras y pequeñas imperfecciones para unificar los tonos y aplicaremos la base de maquillaje adecuada a nuestro tono de piel.

El tercer paso es el más importante, marcar nuestras facciones ocultas. Para ello cogeremos un maquillaje en uno o dos tonos más oscuros que el de la base y lo aplicaremos desde la mejillas hasta la orejas y desde las orejas hacia la sien, difuminando muy bien y enlazando los dos tonos de maquillaje.

Por último, aplicaremos polvos color crema en la zona de la ojera para iluminar y a la vez conseguir marcar la zona de la mejilla.