Buscador de preguntas
Novedades

Las manchas de barniz no son muy difíciles de quitar, ya que se quitan de manera fácil con acetona. Empezaremos rodeando la mancha de polvos de talco para que al verter la acetona sólo vaya a la mancha y no se extienda por toda la prenda. Cuando veamos que la mancha ya se empieza a disolver, deberemos aplicar encima un papel absorbente o un trapo para sacar el máximo que podamos de barniz. Una vez sacada la mancha deberemos lavar la zona afectada, para que no se note el cerco, y posteriormente, lavar la prenda como de costumbre.

El mismo sistema podemos usar con aguarrás.

El problema está en que no todos los tejidos pueden tratarse con dichos productos, como los que son sintéticos 100%, que pueden resultar dañados con la acetona o el aguarrás.

Lo primero que debemos hacer pues, como precaución, si no sabemos si el tejido soporta la acetona, es hacer una prueba en un trozo de la prenda que no se vea, como podría ser dentro de un bolsillo.

En caso de tejidos muy delicados, la mancha de barniz la podremos quitar sin dificultad usando éter, ya que al ser tan volátil es un producto que no estropea la tela, aunque hemos de tener mucho cuidado ya que se trata de un producto peligroso, debiendo usarlo sólo en el exterior o en una zona muy ventilada.