Buscador de preguntas
Novedades

Existen diversos métodos para quitar el aliento a ajo, pero antes de llevar a la práctica cualquiera de ellos, es conveniente lavarse bien los dientes y la lengua con la pasta dentífrica habitual que tengamos.

Una buena manera de combatir el aliente a ajo es exprimiendo un limón, sacando el máximo posible de su jugo, y sin mezclarlo con nada, ni agua, ni azúcar. Lo tomaremos directamente y mitigaremos así muchísimo nuestro aliento a ajo.

También podemos tomar un poco de bicarbonato, lo que ayudará de dos formas, la primera para lo que queremos, que es eliminar el mal aliento y la segunda es para que la digestión sea mejor.

Podemos tomar una ramita de perejil o incluso una de menta, lo cual paliará y reducirá este mal aliento, al mismo tiempo que conseguiremos refrescar la boca.

Podemos tomar también una infusión de té verde, el cual está elaborado con una parte de hierbabuena, parecida a la menta, consiguiendo también con él nuestro propósito.

El eucalipto es otro producto natural que mitigará el mal aliento consiguiendo que a los pocos minutos tengamos un aliento fresco y agradable.

El cítrico del limón es muy bueno para eliminar este mal aliento. Lo que deberemos de hacer es masticar una cáscara de limón, repetidas veces y esto será “mano de santo”.