Buscador de preguntas
Novedades

Después de haber comido ciertos platos que contienen cebolla, puede que nos quede un cierto regusto y aliento a la misma, lo cual siempre resulta un tanto incómodo, no sólo para nosotros mismos sino también para las personas con las cuales conversamos después.

Para poder eliminar este mal aliento, es aconsejable que nos lavemos la boca con nuestro dentífrico habitual, lavando así mismo la lengua también.

Tomar algún tipo de infusión está entre los métodos más utilizados para eliminar este mal aliento. El café o alguna infusión, como el poleo menta, aplacará este olor.

Comer una ramita de menta o perejil es un método muy eficiente para quitar este olor, siendo al mismo tiempo una buena fórmula para refrescar tu boca.

Un poco de pan, gracias a sus hidratos de carbono, también quitan este mal aliento de la boca.

Entre los zumos podemos nombrar el de zanahoria y el de limón. En el caso de este último, se debe administrar de manera natural y recién exprimido, sin mezclarlo con agua ni azúcar.

También el morder o masticar una cáscara de limón va a ayudarnos a eliminar de la boca este tipo de aliento.