Buscador de preguntas
Novedades

El cabello graso se forma por la gran cantidad de sebo que existe en nuestro cuero cabelludo. El sebo puede crearse por múltiples factores, entre los que se encuentran: lavarlo de forma inadecuada, tocarlo demasiado, la polución de nuestra ciudad, los cambios hormonales, la genética, el embarazo o la pubertad.

Para conseguir eliminarlo podemos seguir una serie de pautas en casa que ayudarán a mantenerlo seco y limpio. Una de ellas consiste en preparar una infusión de té de menta en bolsita y aplicarla por el cuero cabelludo realizando masajes con las yemas de los dedos durante unos minutos. También resulta efectivo realizar lavados del mismo estilo, con vinagre o con limón.

Otras de las pautas importantes son: no abusar del uso del secador o utilizarlo a temperaturas bajas, alimentarnos de forma equilibrada, realizar ejercicio continuado, no peinarse constantemente y reducir el estrés.

Si estos consejos no funcionan, podemos visitar al dermatólogo para que nos haga un diagnóstico o bien, comprar en la farmacia un champú indicado para cabellos grasos. Este tipo de producto suele resecar el pelo, por eso es necesario el uso de mascarillas que lo hidraten en profundidad y aplicarla de medios a puntas una vez por semana.