Buscador de preguntas
Novedades

A quién no le ha pasado alguna vez en la vida el sentarse en un banco del parque y, al levantarse, tener la desagradable sorpresa de que lleva un chicle pegado en su ropa? Y hay que reconocer que sienta muy mal y que la gracia que hace es muy poca. Sin embargo, no debemos preocuparnos tampoco en exceso, ya que conseguiremos sacar el chicle usando alguno de los métodos que hay para ello.

Una de las maneras más fáciles de sacar el chicle de la ropa es usando gasolina, echando un poco de la misma en la zona donde éste se encuentra pegado. La gasolina se encargará de disolver el chicle, aunque luego deberás lavar bien la prenda para sacar el olor.

Otro método fácil y muy efectivo es usando el líquido del encendedor. En la zona de la mancha, pero en la parte de atrás, no en la que está pegando el chicle, viertes un poco de dicho líquido y enseguida verás que puedes ya mover el chicle. Si ves que no sale aún del todo echa un poco más de líquido. Por supuesto, deberás lavar la prenda a continuación.

Otro truco es meter la prenda en cuestión dentro de una bolsa de plástico, de tal manera que el chicle no toque la bolsa. Cerraremos la bolsa y la introduciremos en el congelador, dejándola allí hasta que se haya congelado. Lo sacaremos entonces del congelador y veremos que podemos sacar el chicle sin ningún problema, aunque deberemos hacerlo enseguida.