Buscador de preguntas
Novedades

El gelish es un tipo de esmaltado natural y permanente para las uñas, muy parecido al gel. Se aplica igual que un esmalte convencional, dura 20 días impecable y lo más importante de todo, no daña nuestra uña natural y se puede quitar en unos minutos sin necesidad de limar.

Para eliminarlo y dejar la uña impecable, necesitaremos unos algodones planos, acetona pura, un recipiente, aceite hidratante para cutículas, crema de manos y endurecedor transparente o “top coat”.

En primer lugar lavaremos nuestras manos con agua y jabón y las secaremos muy bien, después colocaremos un un recipiente la acetona pura (puede rebajarse con un poco de agua) e introduciremos las uñas unos 15 minutos para que el gelish se vaya ablandando. Una vez ha finalizado el tiempo, frotaremos las uñas en el acetona para eliminar los restos más importantes y continuaremos con los algodones hasta que la uña quede totalmente limpia. Seguidamente, aplicaremos el aceite hidratante por toda la cutícula y la crema de manos, incidiendo en la zona de la uña. Por último, al secarse completamente la crema, debemos aplicar un pintauñas transparente endurecedor. También se puede aplicar un top coat para darle brillo y aportar más  protección.