Buscador de preguntas
Novedades

El hipo es una contracción involuntaria y repetitiva del diafragma, que provoca que se inspire aire de repente. Todas las personas tienen o han tenido hipo en alguna ocasión y, aunque es un poco molesto, no tiene mayor importancia. Se le debe prestar atención si se tiene hipo con frecuencia, o los episodios de hipo duran más tiempo de lo que se considere normal. Si esto sucede, hay que acudir a la consulta del doctor o doctora para descartar otros problemas.

Hay varios remedios que pasan de boca en boca para tratar el hipo. Se dice que con un susto, se puede quitar. Aquí presentamos dos remedios bastante eficaces.

Realizar diez respiraciones profundas. La persona que tiene hipo debe concentrarse, y realizar diez respiraciones muy profundas y muy, muy lentas. Otro remedio relacionado con la respiración es aguantar sin respirar todo lo que se pueda. Para que esto sea realmente eficaz, cuando se suelte el aire, hay que hacerlo lentamente.

Beber agua a grandes sorbos y lentamente. Tomar cuatro o cinco sorbos de agua, ayudará a eliminar el hipo. En general, si la persona que tiene hipo se mantiene calmada y haciendo otras cosas que la distraigan, el hipo desaparecerá sin que apenas se dé cuenta.