Buscador de preguntas
Novedades

La anemia aparece cuando hay una deficiencia o bajos niveles de hemoglobina en sangre. Es decir, un nivel bajo en hierro. Las consecuencias de una anemia prolongada en el tiempo pueden ser graves: infecciones, fatiga crónica, facilidad de enfermar, etc. El arma más eficaz para frenar la anemia es modificar la alimentación.

Es muy beneficioso aumentar el consumo de los siguientes alimentos: calabaza, carnes rojas (especialmente el hígado), espinacas, el brócoli, acelgas, coles, lentejas, garbanzos, soja, langostinos y mejillones. Además de estos alimentos, hay que llevar una vida sana en general. Optar por cocinar los alimentos a la plancha, horno o al vapor, en vez de fritos. Preferir los productos frescos, naturales, y de temporada.

Una buena posibilidad es adquirir en una farmacia un complemento vitamínico. Hay que seguir las indicaciones del personal de la farmacia para su correcta administración, y para hacer un buen aprovechamiento del complejo vitamínico. Estos complejos se componen de varias vitaminas y minerales necesarios para una vida saludable. Es necesario tener en cuenta una cuestión: estos complejos no sustituyen los alimentos. De esta manera, combinar la buena alimentación con los fármacos será una manera eficaz y rápida de quitar la anemia, y mejorar la salud.