Buscador de preguntas
Novedades

La caspa es uno de los problemas más acuciantes, desde el punto de vista estético, que tienen las personas, y se debe de tratar y cuidar, si no se desea que la misma acabe con nuestro cabello.

De entre los tratamientos que se pueden seguir para combatirla, se encuentra un remedio natural que consiste en la mezcla de una yema de huevo, unas gotitas de limón y un poco de aceite de oliva. Se deberá mezclar bien hasta conseguir una crema. Se aplicará a todo el cabello, en especial en las puntas, y posteriormente se tapa la cabeza con un gorro de baño o de plástico durante una hora u hora y media. Se deberá enjuagar el cabello después y lavarlo con nuestro champú habitual, para terminar aplicando un buen acondicionador. Este tratamiento debe seguirse durante una semana. Podremos comprobar que la caspa se vuelve más copiosa, pero eso quiere decir en realidad que el tratamiento está siendo efectivo.

Otro producto muy adecuado es el limón, el cual exprimiremos para obtener su zumo, que aplicaremos en el cuero cabelludo desde la raíz a las puntas. Seguidamente deberemos enjuagar bien el cabello y, a continuación, lavarlo con nuestro champú habitual. Muy pronto notaremos que vamos consiguiendo que la caspa se elimine, al mismo tiempo que conseguiremos un magnifico brillo en nuestro cabello.