Buscador de preguntas
Novedades

La gripa es una enfermedad muy molesta que se debe curar debidamente, porque puede derivar en neumonías o pulmonías. El principal consejo para hacerle frente es guardar reposo en la cama o en el sofá, y evitar los cambios bruscos de temperatura. Cuando se padece gripa, las defensas del cuerpo están muy débiles, y hay que evitar complicaciones.

Hay que tomar una gran cantidad de líquidos, especialmente agua y zumos. El zumo de naranja es muy beneficioso ya que tiene vitamina C. El té con miel y limón también es muy recomendable en estos estados de enfermedad, y suavizará la garganta, en caso de que aparezca irritación.

En los estados de gripa se  suele tener una gran mucosidad. Para despejar las vías respiratorias, y poder expulsar la mucosidad, es muy conveniente realizar inhalaciones del vapor de agua hervida con eucalipto o con hinojo. Por último,  si aparece fiebre alta se puede tomar un fármaco antitérmico para bajarla. El tratamiento puede acompañarse poniendo toallas empapadas en agua fría en la zona de la frente, o debajo de las axilas.

Si la gripa dura más de una semana, es necesario acudir a un servicio de salud, para que no se complique y pueda derivar en una neumonía o pulmonía.