Buscador de preguntas
Novedades

La  tos con flemas es aquella en la que la persona, cuando tose, expulsa el exceso de mucosidad. Suele aparecer tras un resfriado. En las farmacias hay jarabes específicos para este tipo de tos que reciben el nombre de jarabe expectorante. Para tomarlo, se deben seguir las indicaciones del personal de la farmacia.

Beber agua ayudará a expulsar la mucosidad. Hacer inhalaciones también es muy beneficioso, y hay una gran variedad de elementos con los que se puede hervir el agua para conseguir el vapor. Estos elementos pueden ser la menta, savia, eucalipto, el tomillo o también, los aceites esenciales de pino.

La pimienta blanca tiene un gran poder expectorante aunque su consumo puede resultar desagradable. Para consumirla, se puede añadir una pizca de pimienta en infusiones como el té, la manzanilla o el poleo menta. La miel y el limón tienen conocidos beneficios en casos de tos, resfriados y similares, por este motivo, se recomienda acompañar cualquier infusión con estos dos elementos.

La cebolla también tiene el poder de aliviar en caso de tos, tanto seca como flemas. Para aprovecharse de sus beneficiosos, basta con cortar una cebolla con la mitad y ponerla en la mesilla de noche al lado de la cama.