Buscador de preguntas
Novedades

La tos seca es aquella tos que no expulsa la mucosidad. Suele estar acompañada por una irritación de garganta, y es muy repetitiva. En las farmacias se pueden encontrar pastillas y jarabes específicos para este tipo de tos. Siempre hay que seguir las indicaciones médicas y del personal de la farmacia antes de tomar ningún fármaco. Por otra parte, los remedios naturales y caseros suelen ser muy eficaces en estos casos.

El laurel es un elemento muy eficaz contra la tos seca. Se puede consumir en una infusión con una cucharada de miel, o realizar vahos. Para realizar vahos se tiene que poner agua hervir con una o dos hojas de laurel. Tras dejarlo hervir durante unos minutos, apartarlo del fuego dejándolo reposar un rato, y inhalar el vapor durante unos quince o veinte minutos.

Cuando más molesta la tos seca es durante la noche, ya que impide descansar adecuadamente. Para poder dormir sin ser molestado por la tos, se puede tomar una infusión de melisa o tila, que son muy relajantes, junto con miel y limón. Se debe tomar despacio para que suavice la zona de la garganta también. Otro truco casero es el de cortar media cebolla, y dejarla en la mesilla.