Buscador de preguntas
Novedades

Nuestras células se van renovando continuamente emergiendo en nuestra piel para sustituir a las que ya han muerto, y éstas, a veces, no se terminan de desprender de nuestro cuerpo, teniendo que utilizar entonces diversos métodos para eliminarlas.

La extracción y eliminación de estas células muertas se llama exfoliación, existiendo en el mercado una gran cantidad de productos para combatirlas y que, gracias a las continuas investigaciones, cada vez tienen mejores resultados.

Cada persona tenemos un determinado tipo de piel, por tanto debemos tenerlo en cuenta a la hora de escoger un método y unos productos para la eliminación de estas células.

Entre los productos naturales está la mascarilla de avena y leche caliente, con los que se hace un ungüento que posteriormente se aplica en el rostro, dejándolo actuar durante diez minutos aproximadamente.

Otro remedio casero en la mezcla de lodo, jabón y pulpa de aguacate, con la que se deberá hacer una mascarilla para aplicarla después en la cara, dejándola actuar durante unos minutos antes de retirarla.

También hay otro remedio casero que consiste en machacar media docena de fresas y mezclarlas en medio yogurt, aplicando la mezcla sobre el rostro y dejándolo actuar alrededor de unos diez minutos aproximadamente. Después se aplica un cepillo facial para eliminar las impurezas que queden y se aclara con abundante agua fría.