Buscador de preguntas
Novedades

Las patas de gallo nos suelen salir por diversas causas debido al paso del tiempo en nuestra persona.

Algunos de los factores por los que aparecen estas líneas son los actos de sonreír, de pestañear con fuerza, o de entrecerrar los ojos o guiñarlos. Por supuesto, no vamos a dejar de realizar este tipo de gestos, que son parte de nuestra expresividad facial, por evitar que salgan las dichosas patas de gallo.

Para paliarlas en gran medida existen diversas fórmulas con las que se puede, cuanto menos, disimularlas y disminuirlas bastante.

Un método lo constituyen las cremas hidratantes, de las cuales hay diversos tipos. Como puede que te cueste elegir la adecuada, lo mejor que puede hacerse es visitar al dermatólogo o a un especialista en el cutis, que nos aconsejará sobre cuál es la más apropiada para nuestro tipo de piel.

Otro medio es el de los parches de acupuntura, los cuales tienen un efecto muy positivo y diminuyen estas líneas casí en su totalidad.

Por otra parte se está comercializando un aceite en Europa el cual se comenzó a probar en Marruecos. Se trata del aceite de argan, el cual lleva entre sus ingredientes antioxidante y cicatrizante, obteniéndose con el mismo unos resultados increíbles.

También se habla de botox, una toxina botulínica que se inyecta, relajando el músculo, aunque sus efectos no son muy duraderos.