Buscador de preguntas
Novedades

Los barros o puntos negros en la nariz son unos puntitos de color oscuro que aparecen en nuestra piel por un exceso de grasa. Aunque son usuales en la nariz, también pueden aparecer en la frente y en la barbilla.

Para eliminarlos, tenemos diferentes opciones, una de ellas es acudir a una esteticista para que nos realice una limpieza facial profunda cada mes y realizarnos limpiezas en casa todos los días con un jabón neutro apto para la cara. Esta opción es la más cara y seguramente no desaparezcan para siempre, sino que tendremos que realizarnos limpiezas de por vida.

La opción casera puede realizarse con diferentes productos que tenemos en casa normalmente, uno de ellos es el tomate. El tomate es rico en antioxidantes, vitamina A y vitamina C, además consigue que nuestra piel genere de forma rápida el colágeno necesario para que se mantenga elástica y limpia en profundidad los poros. Para realizar la mascarilla de tomate necesitaremos una batidora, un recipiente y un tomate pequeño. Podemos aplicarla una o dos veces por semana y nuestros barros desaparecerán si somos constantes.

La última opción y la más recomendable es visitar a un profesional médico, un dermatólogo especializado en acné.