Buscador de preguntas
Novedades

No todas las partes de nuestro cuerpo son iguales. La espalda es una zona, cuya piel produce gran cantidad de grasa y hay que tratarla con especial cuidado.

Un piel sana parte de una buena alimentación. El consumo de frutas y verduras ayudarán a mantener nuestra espalda con buen aspecto y evitar la aparición de granos. Además, realizar ejercicio tres veces por semana, ayudará a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo gracias a la sudoración.

Como tratamiento para eliminarlos, podemos utilizar jabón neutro en formato pastilla. Este tipo de jabones, deja la zona limpia y seca. Evitaremos el uso de cremas demasiado hidratantes en esta zona.

También podemos realizar exfoliaciones una vez por semana con la ayuda de un guante de crin o simplemente con geles granulados, eliminaremos las células muertas y evitaremos que se obstruyan los poros y por consiguiente la aparición de granos.

Algo muy importante y que no solemos tener en cuenta son las prendas de ropa, si usamos ropa con tejidos de algodón, nuestra espalda mejorará considerablemente ya que ayuda a la transpiración. Sin embargo, si utilizamos prendas con tejidos sintéticos puede empeorar.

Por último, la exposición solar durante periodos largos, resecan los granos pero no es un método efectivo.