Buscador de preguntas
Novedades

Los ojos hinchados se deben a que existe una acumulación de líquido en los tejidos esponjosos del párpado inferior, produciendo así una inflamación en los párpados. Este líquido se incrementa cuando estamos durmiendo ya que la circulación linfática va mucho más despacio que cuando estamos despiertos, al estar en posición horizontal durante un tiempo determinado.

Para quitar la hinchazón de los ojos se suelen usar métodos fríos. En casa podemos utilizar hielos, rodajas de pepino fresco o bolsas de té refrigeradas. Pero como todo problema, la mejor cura es la prevención. Con unas simples recomendaciones diarias podemos evitar que nuestros ojos se hinchen en exceso.

Al dormir lo mejor es mantener la cabeza boca arriba y ligeramente más elevada que el cuerpo. Cuando despertemos lavaremos la cara con agua fría, haciendo hincapié en nuestros ojos.

La ingesta de algunos alimentos puede aumentar la hinchazón, por eso es conveniente reducir la toma excesiva de sal en nuestras comidas, o bien eliminarla por completo.

Un ejercicio continuado aporta a nuestro cuerpo más vitalidad y proporciona una mejor circulación, ayudando así a la reducción de líquido, incluso en nuestros ojos.

Si con estas recomendaciones no baja la hinchazón es conveniente acudir a un profesional médico.