Buscador de preguntas
Novedades

Siempre que se habla de un famoso, asociamos en nuestra cabeza rápidamente a las celebridades del mundo de la música, del cine, o incluso del mundo de la política o de la ciencia. Pues bien, aún siendo una asociación de ideas correcta, actualmente no es necesario tener ningún tipo de don, ni tan siquiera es necesario ser atractivo o agradable para ser conocido por todos.

Lo cierto es que actualmente cualquiera que se lo proponga puede llamar la atención, que en realidad es de lo que se trata. Los primeros pasos son sencillos, pues con las redes sociales puedes hacerte con un primer grupo de personas que te sigan. No es necesario hacer nada del otro mundo, tan sólo darte ver a menudo.

Los siguientes pasos son ya un poco más complicados, pues el ser conocido comporta que tienes que codearte con otros personajes que a menudo no serán precisamente de tu agrado, pero. como dicen, es el precio de la fama.

También tienes la posibilidad de participar en alguno de los numerosos shows que actualmente se presentan en televisión, pues parece ser que los que al final consiguen el éxito son los que más llaman la atención, siendo carismáticos, agradables o desagradables. Eso es indiferente siempre que la cámara te enfoque a ti antes que al otro.