Buscador de preguntas
Novedades

Un multímetro es un dispositivo que se utiliza para medir voltaje, corriente continua o alterna, resistencia de componentes electrónicos, entre otras medidas. Pueden ser analógicos o digitales, que dependerán de la tecnología con los cuales están fabricados.

En primer lugar debemos saber que es lo que vamos a medir, es decir, cual es la medida que necesitamos saber, de esta manera colocaremos el conmutador del multímetro en una posición u otra. Es muy importante este paso, porque de otra manera podemos quemar el dispositivo.

Comúnmente en un multímetro estándar se pueden medir cuatro tipos de variables:

  • AC V: para mediciones de tensiones en corriente alternada, expresada en Voltios.
  • DC V: para mediciones de tensiones en corriente continua, expresada en Voltios.
  • DC A: para mediciones de intensidad en corriente continua, comúnmente expresada en miliamperios (dependiendo de la marca y modelo de multímetro).
  • Ohmios para mediciones de resistencia eléctrica y comprobaciones de continuidad en circuitos electrónicos.

Cada una de las zonas mencionadas posee una gama de calibres en donde se debe seleccionar la más alta, para después ir reduciendo a un rango inferior, siempre que sea admisible en su escala. Cuando no se sepa la dimensión de lo que se va a medir, siempre es conveniente comenzar por la mayor escala que admita el multímetro para evitar quemar algún componente, por lo general el fusible.

En cada uno de los casos, se deben colocar las pinzas en los lugares adecuados, prestando especial cuidado si estamos trabajando con energía alterna de la red eléctrica, la cual es de 220V comúnmente, pudiendo provocar la muerte casi instantánea.