Buscador de preguntas
Novedades

Todos hemos soñado en alguna etapa de nuestra vida en visitar la casa de Santa Claus, que imaginamos en algún bello rincón del Polo Norte, en una extensa pradera cubierta de blanco por la nieve y rodeada de montañas también nevadas. Posiblemente pensamos en una casita como las que veíamos en los cuentos, y en nuestra mente vemos los pequeños ayudantes de Santa Claus, construyendo bonitos y vistosos juguetes con el fin de tenerlo todo a punto para el gran día del reparto de regalos, en que tendrán un gran papel los renos que tiran del trineo, Rudolph, Donner, Blitcher, Cometa, Cupido, Brillante, Danzante, Centella y Zorro, trineo que imaginamos también aparcado en la puerta de la pequeña casa.

Pero nunca hemos podido cumplir este sueño, porque nadie sabe a ciencia cierta dónde se encuentra la casa de este bonachón personaje, aunque sí que la mayoría coinciden en que se trata de algún punto del Polo Norte. Muy generalizada es la idea de que su casa se halla enclavada en la fría comarca de Laponia.

Aunque con bastantes menos seguidores, existe otra corriente que sitúa la casa de Santa Claus en Groenlandia. No sólo eso, sino que afinan mucho más, ya que la ubican concretamente en alguno de los parajes cercanos a la ciudad de Nuuk, en territorio danés.