Buscador de preguntas
Novedades

El término “halloween” procede del inglés antiguo, y su significado es  “all hallow’s eve”, que quiere decir “víspera de todos los santos”, es decir, el 31 de octubre, que es el día en que tiene lugar dicha celebración.

Así como este día, noche de difuntos y víspera de todos los santos, tiene en otros países y culturas un trasfondo religioso, no ocurre así con la fiesta de Halloween, propia de los países anglosajones, y que es una celebración pagana. Se trata en esencia de celebrar una noche dedicada al terror, a las brujas, a los fantasmas y a otras criaturas de las que ponen los pelos de punta.

El origen de Halloween lo encontramos en las culturas celtas, que creían que el alma de los muertos volvía el día 31 a su antiguo hogar a pedir comida, por lo que hacían acopio de ella.

En cuanto a la tradición de ir disfrazado pidiendo un obsequio bajo la amenaza de un año, parece que viene del siglo XVI, y que su origen está en la persecución a que fueron sometidos en Irlanda los católicos por parte de los protestantes. Parece que a raíz de estos conflictos entre ambos, los protestantes tomaron como costumbre ir a las casas de los católicos, encubiertos con máscaras, exigiéndoles comida y cerveza amenazando con hacerles algún daño si se negaban a entregar dichos productos. Más tarde los irlandeses que emigraron a Estados Unidos llevaron a este país esta celebración, que tuvo tal arraigo que hoy en día en un signo de identidad para los norteamericanos.

Parece que en los últimos años se está extendiendo esta fiesta a muchos otros países, incluidos el nuestro, lo que es una muestra más de la gran influencia cultural de este país respecto al resto.