Buscador de preguntas
Novedades

No hay ninguna duda que la Navidad es la fiesta más importante del año en todos los países de tradición cristiana. Con ella celebramos, el día 25 de diciembre, el nacimiento de Jesucristo, que tuvo lugar en la pequeña localidad de Belén.

La misma palabra, Navidad, que procede de Natividad, ya nos da cuenta de su significado, ya que en latín significa “nacimiento”.

En su origen, la Navidad es una festividad pues que conmemora la llegada de Jesucristo a la Tierra para redimir al hombre. Durante estas fiestas se realza más el mensaje de Cristo, de amor por el prójimo y de hacer el bien a nuestros semejantes.

Dicho espíritu estaba sin embargo más presente en las Navidades celebradas por los primeros cristianos, habiéndose perdido en la actualidad mucho este significado espiritual a favor de intereses materiales y comerciales, que han hecho de la Navidad unos días dedicados al consumo o a las vacaciones, hasta el punto de que hay quien ignora incluso qué es lo que está celebrando en realidad.

Sin embargo, sí sigue siendo una fiesta muy familiar, unos días en los que las familias se reúnen para cenar o comer, caracterizados por un gran número de tradiciones, como la instalación de los “belenes” que representan el nacimiento de Jesucristo en Belén, los villancicos y luces en las ciudades para recordarnos el evento o el intercambio de regalos, cuyo verdadero trasfondo es demostrar este amor y buena voluntad hacia los demás, que parece acentuarse en todos nosotros durante estos días.