Buscador de preguntas
Novedades

No es fácil definir quién es el Espíritu Santo, ya que existen muchas maneras de concebirlo.

Los católicos aceptan el misterio y dogma de la Santísima Trinidad, que se supone formada por 3 personas, Dios, Padre y Espíritu Santo. Tres personas diferentes pero que en realidad son la misma: Dios.

Si buscamos en la Biblia, ésta nos dice claramente que el Espíritu Santo, tercera persona de la Santísima Trinidad, es el mismo Dios, atribuyéndole además las mismas virtudes que éste posee y que son exclusivas del mismo, como la  facultad de poder estar en todas partes a  la vez y de saberlo todo.

Algunos pensadores tienden a ver el Espíritu Santo como una cualidad de Dios, una fuerza espiritual en la que podríamos incluir virtudes como la bondad o el amor.

También es visto por algunos más como una entidad espiritual que, a pesar de que se encuentra en posición muy cercana a Dios, no se puede identificar con él. Lo ven más bien como un ente angelical. Existe aún otra corriente que cree que el Espíritu Santo es otro dios diferente al que conocemos como tal, podríamos decir que lo ven como un dios menor o secundario.