Buscador de preguntas
Novedades

Jesús es, para muchos, uno de los profetas o predicadores más importantes que ha existido, mientras que los cristianos, seguidores de su doctrina, le consideran el Hijo de Dios hecho hombre, lo que es lo mismo que decir que le consideran el mismo Dios.

Jesús nació en Belén, hijo de un carpintero, José, y de María, que según las Escrituras le concibió por intervención divina, a través del Espíritu Santo.

La infancia de Jesús transcurrió con normalidad, en la localidad de Nazaret, en Galilea. Fue a partir de los 30 años que empezó a recorrer las tierras de Judea y Galilea predicando la llegada del Reino de Dios. Se hizo acompañar de 12 Apóstoles.

Para que la gente le entendiera, sus sermones eran en forma de parábolas, que fueron acompañadas en algunos casos de milagros. Su doctrina era simple pero contundente: Amarás al prójimo como a tí mismo.

Las autoridades veían en Jesús un peligro, y consiguieron que uno de sus Apóstoles, Judas, le traicionara a cambio de 30 monedas de plata. Llevado ante Poncio Pilato, fue condenado a morir crucificado en el monte Gólgota.

Una vez muerto, fue sepultado en un sepulcro dentro de una roca, que quedó custodiada. Según las Escrituras, al tercer día resucitó, apareciéndose a todos ellos en repetidas ocasiones, así como a María Magdalena.