Buscador de preguntas
Novedades

La Virgen María es la madre de Jesús de Nazaret, un profeta según algunos y el Hijo de Dios enviado a la Tierra para redimir al hombre de sus pecados según los cristianos.

Según las Escrituras, María nació a finales del siglo I a.C., y vivió hasta mediados del siglo I d.C. en la localidad de Nazaret, en Galilea.

Los Evangelios cuentan que a María, virgen y casada con un carpintero llamado José,  se le apareció el Arcángel San Gabriel, hecho que es conocido como La Anunciación, y le comunicó que iba a concebir un hijo sin intervención de ningún hombre, ya que sería el Hijo de Dios, concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. A José le fue revelado este hecho a través de un sueño.

José y María tuvieron posteriormente que desplazarse a Belén, con motivo de un censo ordenado por el emperador, y allí sobreviene el nacimiento de Jesús, que nace en un pesebre de esta pequeña localidad.

Para los cristianos, María no fue una persona pasiva en la historia de Jesús, sino que participó de forma activa, formando parte de los miembros de la primera comunidad cristiana. De hecho, tanto los católicos como ortodoxos atribuyen al personaje poder de intercesión ante Jesucristo. Éste es el motivo de la devoción que existe hacia ella, así como de que se adoren imágenes suyas y se le ofrezcan rezos pidiendo interceda por nosotros ante Dios.