Buscador de preguntas
Novedades

Justiniano nació en Constantinopla en el año 483 y es conocido por ser uno de los emperadores del Imperio Romano que intentó reubicar la prosperidad del Antiguo Imperio en los territorios de Occidente, hazaña que le valió para obtener el apodo del ¨último romano¨.  Como la mayoría de los grandes pensadores de su época, Justiniano era un apasionado del derecho y por ello dejó al mundo una compilación de Derecho Romano llamado, Corpus Juris Civilis, que aún se utiliza como base del derecho civil.

Justiniano también tuvo una prospera carrera militar, de hecho fue mediante esta que logró ser emperador, ya que tras la muerte de Anastasia I, este es proclamado emperador. Pero como en todos los gobiernos, Justiniano también tuvo sus altas y bajas, siendo la más significativa la de los disturbios de Níká, que era básicamente una conspiración en contra de él, fraguada por algunos hombres de negocios de la época.

Puesto que Justiniano era un emperador romano cristiano, este consideraba que era derecho divino la restauración de las tierras del imperio, también dentro de su gobierno se persiguió a los herejes, pero siempre trató de mantenerse el estado secular, regulando las políticas entre estado e iglesia.