Buscador de preguntas
Novedades

Martin Lutero nació en Alemania en 1483, se convirtió en una de las figuras más influyentes de la historia cristiana, cuando inició la Reforma protestante en el siglo 16, poniendo en duda algunos de los principios básicos de la religión católica ante sus seguidores, causando que  pronto se separara de la Iglesia Católica Romana para comenzar la tradición protestante.

En 1501, Martín Lutero entró en la Universidad de Erfurt, donde obtuvo una Maestría en Artes, en ese momento parecía que estaba en camino de convertirse en un abogado, sin embargo, en julio de 1505, Lutero tuvo una experiencia que cambiaría su vida;  atrapado en una tormenta terrible y temiendo por su vida, Lutero clamó a Santa Ana, patrona de los mineros, “Sálvame, Santa Ana, y voy a ser un monje!” La tormenta amainó y se salvó. La mayoría de los historiadores creen que este no fue un acto espontáneo, sino una idea ya formulada en la mente de Lutero. La decisión de convertirse en monje era difícil y decepcionó a muchos, entre ellos a su padre, pero él sentía que debía cumplir con la promesa. Lutero también se vio impulsado por los temores del infierno y la ira de Dios, y sintió que la vida en un monasterio le ayudaría a encontrar la salvación.

Los primeros años de vida del monasterio fueron  difíciles ya que no se encontró la iluminación religiosa que estaba buscando. Un mentor le dijo que se centrará exclusivamente en su vida a Cristo y esto más tarde le proporcionará la orientación que buscaba. A los 27 años, se le dio la oportunidad de ser delegado a una conferencia de la iglesia en Roma. Él se apartó más desilusionados, y muy desalentado por la inmortalidad y la corrupción que presenció allí, entre los sacerdotes católicos, de ahí de donde salieron sus ideas para la Reforma de la iglesia.